Pirámide Alimentaria



La pirámide nutricional es una guía visual que indica la cantidad y frecuencia con que un individuo sano debe consumir a diario los distintos tipos de alimentos para mantener una dieta saludable.
Según su valor nutricional, los alimentos se muestran en niveles: en la base, aquellos que se recomienda consumir en mayor proporción, luego, hacia arriba, los que se debe ingerir en menor cantidad. Gracias a su sencillez, la pirámide es fácil de interpretar y de aplicar en la vida diaria.

Basándose en la pirámide alimentaria diseñada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), en Chile, el Ministerio de Salud (MINSAL) elaboró una versión adaptada a los requerimientos de la población chilena.

Pero éstos fueron cambiando, junto al avance de las enfermedades crónicas y los factores de riesgo cardiovascular. Por ello surgieron las Guías para una Vida Saludable del MINSAL, las cuales entregan pautas integrales y actualizadas para mejorar la calidad de vida de las personas.

Paralelamente, el Programa Alimentario Mediterráneo en Chile ha propuesto una pirámide de la Dieta Mediterránea para nuestro país, según su cultura culinaria y agropecuaria.

Esta pirámide presenta tres niveles, según la frecuencia aconsejada para cada grupo nutricional: diaria, semanal u ocasional.

Además, incorpora la actividad física como requisito fundamental y promueve los beneficios que el consumo regular y moderado de vino reporta a la salud, en las personas que tienen este hábito.

Entre los alimentos de las dietas mediterráneas ninguno es obligatorio, tampoco ninguno está prohibido, la clave está en las proporciones.